Radiador de un auto: Qué es y cómo funciona

La relevancia del radiador

Cualquier motor, para su preciso desempeño, precisa sostener una temperatura perfecta de trabajo, donde la viscosidad del aceite sea la adecuada, al unísono que los metales del motor no estén muy calientes, logrando quebrarse o doblarse.

Para supervisar el alza de temperatura que hace un motor en desempeño, es que hay los sistemas de refrigeración, los que tienen la posibilidad de ser enfriado por líquido o por aire. El 99% de los automóviles, usan refrigeración líquida. Por aire ciertas motocicletas y el Volkswagen Escarabajo.

El radiador de un coche, particularmente, es el receptáculo donde está el líquido refrigerante. Se posiciona adelante en la parte de adelante del coche y se ve aproximadamente como en la imagen.

El radiador empieza a marchar en el momento en que el motor toma algo de temperatura. Ahí la bomba de agua impulsa el líquido refrigerante por los conductos internos que lo llevan.

Una vez paseo todo el motor, el líquido, que tomó temperatura, regresa al radiador para regresar a enfriarse y ingresar de nuevo a los conductos.

¿De qué manera se enfría? Merced a su localización el radiador recibe el viento de adelante del coche, más que nada en carretera. Al unísono, un electroventilador situado tras él marcha para bajar la temperatura del líquido refrigerante.

Si el líquido no se enfriara, se calentaría al punto de evaporarse. Si consigue los 100°C se evaporará, dejando tu motor sin líquido refrigerante, calentándolo al punto de derretirse.

El preciso desempeño del sistema de enfriamiento del motor, lo puedes cotejar con lo que te enseña el marcador de temperatura. Es ideal que esté en la mitad o cerca.

Asimismo es esencial que el motor no esté bastante frío, ya que un motor muy frío puede quebrar metales o padecer daños mayores, por tener el lubricante a una temperatura bajísima para trabajar bien con la viscosidad correcta.

¿Deseas un coche utilizado? Mira sus antecedentes con el Informe Autofact.

La relevancia de la tapa

La tapa del radiador tiene otras funcionalidades aparte de tapar. La tapa es la “llave” para presurizar el sistema de enfriamiento. Una tapa de radiador errónea, puede no presurizar bien y lograr que el líquido se ardiente hasta evaporarse.

Sugerencias 

CUIDADO. Jamás saques la tapa con el motor ardiente. Todas y cada una de las revisiones se hacen con el motor frío. Si te quedaste en pana, espera a que se enfríe el motor.

  • Comprobar periódicamente siempre y en todo momento el nivel del líquido refrigerante.
  • Idealmente emplear líquido refrigerante, si por alguna razón no tienes. Puede ser útil el agua destilada.
  • Jamás emplees agua de la llave. Podrías oxidar partes internas, descascarando metales que podrían tapar el radiador o los conductos.
  • Siempre y en todo momento es bueno ver las mangueras y el ventilador. Que las mangueras no estén rotas o quemadas y que el ventilador se vea estable.
Quizás te Interese  10 de 18 SUV medianos obtienen una calificación de seguridad de impacto lateral 'buena' del IIHS

¿Cuáles son las fallas más habituales en un radiador?

El sistema de refrigeración es primordial a fin de que ande el motor de tu coche. Si marcha mal o no refrigera bien y no haces nada, tu motor tiene los días contados.

Entre las primordiales fallas que puedes presenciar hay las próximas:

  • Fugas de líquido por el radiador o alguna de sus mangueras. El radiador podría perforarse por algún golpe o las mangueras por exceso de empleo o temperatura.
  • Radiador tapado con remanentes materiales. Eso por norma general sucede en el momento en que se emplea un líquido que no corresponde, como agua de la llave.
  • Inconvenientes con el ventilador. Si su rodamiento u otro ingrediente tiene inconvenientes, el ventilador no va a girar bien, dejando de llevar a cabo su trabajo, recalentando el líquido hasta evaporarse.
  • Inconvenientes con la tapa o haber cambiado a una tapa que no corresponde. Fíjate bien en cuáles son compatibles.
  • El termostato no regula. Puede suceder que esté desgastado y no esté dando bien la señal de cuándo accionar el líquido.
  • Bomba de agua defectuosa. Si tiene inconvenientes no va a hacer bien el trabajo de repartir el líquido refrigerante.
  • Correas gastadas, quemadas o cortadas. Siempre y en todo momento es bueno ver si se ven sanas.

¿Cuándo modificarlo?

Los expertos coinciden en que un radiador debería perdurar por lo menos 10 años. En coches de verídica calidad, si haces todas y cada una de las mantenciones precautorias y tratas bien al vehículo podría ser eterno.

Antes eran hechos de materiales mucho más soldables, el día de hoy traen hasta plástico, con lo que repararlo es mucho más inviable que hace unos años atrás. Si bien ciertas cosas inferiores sí son solucionables por un comprendido; así sea que esté tapado o con algún género de filtración.

¿Resulta conveniente obtener un radiador alterno?

Aquí hay un inconveniente de espacio/tiempo. Como los radiadores tienen la posibilidad de perdurar 10 años o mucho más, probablemente poseas inconvenientes para hallar alguno original, ya que podría estar descontinuado el modelo.

De este modo es. El día de hoy la industria avanza y los coches van perfeccionando poco a poco más veloz. Si hallas un radiador original, especial.

De lo contrario, es bueno asegurarse, asesorarse y también investigar bien sobre cuál radiador alterno escoger y porqué. El material empleado o respaldo de algún desarrollador, tienen la posibilidad de ser una aceptable señal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.