Cómo conducir de forma segura en una rotonda

¿Qué es una rotonda?

La rotonda es un cruce servible, pero complejo. Hablamos de un cruce de intersecciones conformado por un anillo vial central, con una isla o plazoleta en centro de la composición. En dependencia de de qué forma y dónde se encuentra situada tiene la posibilidad de tener una pista o muchas. Aquí te contamos de qué forma enfrentarlas.

Más allá de todo, las glorietas representan una enorme opción alternativa de descongestión vial, ya que facilita el tránsito en los cruces. Aún habiendo tacos a la entrada de glorietas, estos serían bastante mayores si en vez de rotonda hubiese un cruce exactamente en el mismo sitio.

Dicho todo lo mencionado, bueno es comprender de qué forma combatir una rotonda, por dónde y de qué manera entrar, aparte de aclarar quién tiene la prioridad.

¿Deseas un vehículo utilizado? No lo adquieras sin antes comprobar tu Informe Autofact.

¿De qué manera ingreso y quién tiene la prioridad en una rotonda?

Hay reglas y reglas básicas que todo automovilista debe comprender en el momento de conducir en sitios donde hay una o mucho más glorietas. Sabiendo de qué forma y cuándo ingresar a una, sin ganarse ningún bocinazo de vuelta, es clave para ayudar con eludir el caos vial.

1.- Antes de ingresar a una rotonda:

  • Si ves que viene una rotonda en los próximos metros disminuye la agilidad del vehículo.
  • Antes de llegar a la rotonda vas a ver una señal de ceda el paso, ya que es lo que tienes que llevar a cabo antes de ingresar a una rotonda: ceder el paso de quienes entraron antes que tú para proseguir su sendero.
  • Mira por el retrovisor y hacia el resto pistas para tener una noción de los automóviles con los que rotarás en este género de cruce.
Quizás te Interese  Lego Technic Ferrari Daytona SP3 se une a la colección de superdeportivos

2.- Al ingresar a la rotonda:

  • La prioridad de ingreso a una rotonda es siempre y en todo momento por el lado derecho. Si deseas ingresar y salir en la próxima, mantén siempre y en todo momento tu derecha.
  • Hay que respetar el signo de ceda el paso antes de ingresar a la rotonda y asimismo, más que nada, en el momento en que circulas en una rotonda. Es clave que todos respeten su circulación al interior de una rotonda.
  • Jamás ingreses a la rotonda si no cediste el paso de forma correcta y a la protectora.
  • Escoge la salida que usarás con anticipación y trata de ir siempre y en todo momento por tu pista derecha. Si no lo andas cámbiate de manera cuidadosa de pista, tomando todas y cada una de las cautelas que corresponden, como ver por el retrovisor, bajar la agilidad y emplear tus intermitentes.

3.- Al irse de la rotonda:

  • Como te afirmamos. Escoge antes cuál va a ser tu salida y mantente en el lado derecho del carril, sino más bien busca mudarte cuanto antes a fin de que logres salir bien de la rotonda.
  • En el momento en que escojas el carril, empieza la hora de salir, en ese instante señaliza con el intermitente hacia la derecha y lograras comenzar la maniobra para salir de la rotonda.

No entorpezcas el paso de absolutamente nadie al irse. En casos extremos es preferible ofrecer la vuelta completa a la rotonda, intentando encontrar siempre y en todo momento el carril derecho para salir en la vuelta siguiente, en vez de exponerte saliendo a la primera estando mal posicionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.