Convertir auto a eléctrico: ¿Es posible?

Transformar un coche viejo a eléctrico es viable

Son ya mucho más de tres años que pasaron de un informe emitido por Chilevisión, en donde mostraba la situacion de Jaime Artaza, un sicólogo que apreció que la regla chilena tenía un vacío legal: dejaba cambiar a eléctrico cualquier coche previo por año 1992, con lo que su Daihatsu Charade de los 80 cumplía con eso.

Si deseas ver de qué forma anda este Charade eléctrico mira el vídeo:

Una vez emitido el material en televisión abierta, el gobierno reaccionó en el instante, oficiando a todas y cada una de las plantas de revisión técnica, donde se les ordenó no aprobar en sus plantas de revisión técnica este género de automóviles.

¿De qué forma puede ser esto viable para un país que tiene una combativa y verde estrategia de electromovilidad al 2035? Bueno, el enfrentamiento se considera absurdo por los expertos.

Pocos, quizás absolutamente nadie, se comentan la cruzada de brazos del Gobierno al preguntarles el porqué de esta medida. Va a haber que ver qué afirma la administración de hoy sobre esto.

Las causas que se escuchan dicen relación que, al alterarse la composición y motor del coche, perdería algunos patrones ingenieriles que tienen relación con de qué manera aborda las curvas, frenadas, aceleradas o maniobras un coche que con la conversión queda mucho más ligero y con el centro de gravedad ocasionalmente distorsionado.

Al unísono no ofrecen medidas para seguir en la homologación de coches desde el motor de combustión al eléctrico. Sencillamente se prohíbe, sin estimar que países como USA manejan estándares claros de de qué forma compensar peso y otras cambiantes en el momento de cambiar los coches.

En el momento en que regulen esto, de seguro desearás un coche utilizado. Mira sus antecedentes con el Informe Autofact.

¿Por qué razón del año 1992 hacia atrás?

La ley tiene dicho vacío legal, por el hecho de que expone que los coches del 92 de ahora en adelante, al tener sello verde, no requerirían una conversión de esa extensión. Claro está que el día de hoy la verdad es diferente. En ese sentido, académicos de la Facultad de Chile coinciden en que esa regla debería aceptar cambiar coches por lo menos del 2008 hacía atrás.

Esto, por el hecho de que las reglas de emisiones fueron evolucionando. En verdad, en Santiago, estando a la par con la regla de restricción vehicular y circulación, deberían aceptar alterarse todos y cada uno de los coches con 10 o mucho más años de antigüedad, dándoles mucho más y novedosa vigencia a coches que a combustión serían apartados de a poco.

Quizás te Interese  Revisión del Mazda CX-50 2023 | 50 realmente es mayor que 5

Más allá de esto, como hasta el año 2019 existía ese vacío legal, sin trabajo de una parte del gobierno, se hicieron compañías que se ocupan de cambiar desde los motores comúnes a eléctricos.

En verdad, estas compañías dicen estar prestas a charlar los estándares a cumplir a fin de que las conversiones a coches eléctricos sean totalmente legales y logren circular sin inconvenientes. Solo falta regular.

Conversión a coche eléctrico: ¿Qué compañías lo hacen?

Movener

Este emprendimiento es de origen chileno y su propósito es claro: transformar cualquier coche a combustión a 100% eléctrico.

Mientras que una conversión bordea los $5.000.000, obtener un coche eléctrico puede valer cinco o seis ocasiones mucho más.

Se estima que la autonomía alcance hasta los 300 kms y también implique una reducción de costes del orden de un 80% en costos en comburente.

Como se muestra en un producto de Portal Movilidad, desde el momento en que comenzó a regir la regla que prohíbe la conversión en vehículos, la compañía trabaja en «el traspaso cero emisiones a todo vehículo que no requiera revisión técnica el Ministerio de Transporte, como navíos, aparte de sistemas de refrigeración, de bombeo o máquinas mineras o industriales».

Reborn Electric

Asimismo es una compañía chilena que busca apresurar la transición hacia la electromovilidad. Con poco mucho más de 5 años en el mercado, ahora tiene como obra insigne la conversión de un ómnibus del Transantiago de la compañía Metbus.

Se estima que una vez normada la conversión, Reborn o Movener, entre otros muchos, logren incursionar de forma fuerte en la conversión a eléctricos de automóviles particulares.

Asimismo te podría atraer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.