¿Indy 500 eléctrica? ‘Es una de las preguntas más interesantes en el automovilismo’

¿Va a ser en algún momento eléctrica la Indy 500, realizando de Gasoline Alley un término anacrónico como Carb Day? (Associated Press)

INDIANAPOLIS – No hay nada como el sonido de un coche de Indy acelerando durante la conocida primera fila del Indianapolis Motor Speedway, su motor rugiendo desde las gigantes gradas de una forma que no puedes percibir en ningún otro sitio.

Hay un crescendo en el momento en que el coche se aproxima a la distancia de la curva 4, entonces un estallido a todo volumen en el momento en que pasa a prácticamente 230 mph y por último desaparece en la distancia de la curva 1. Cualquier persona que lo experimente en persona probablemente jamás lo va a ver. Lo olvidó.

Fué una característica de la pista de carreras desde el instante en que Ray Harroun condujo el Marmon Wasp de seis tubos a la victoria en las primeras 500 Millas de Indianápolis en 1911. Los coches han evolucionado y las velocidades se han tresdoblado en los 111 años pasados desde ese momento. , pero la incesante fué el dulce sonido de esos motores de combustión interna.

Pero con los automóviles eléctricos empujando a la industria automotriz hacia una vida de cero emisiones, ¿acabarán acallando esos estruendosos y cautivadores ecos de IndyCar? ¿Es viable, o aun ineludible, que las 500 Millas de Indianápolis sean una carrera completamente eléctrica?

«Se encuentra dentro de las cuestiones mucho más atrayentes en el automovilismo», ha dicho el veterano conduzco de IndyCar JR Hildebrand. “¿Hacia dónde observamos que va esto?”

JR Hildebrand (imágenes falsas)

híbridos en el horizonte

Varios en el paddock de IndyCar piensan que la electrificación completa de la serie está a la mano. Absolutamente nadie puede adivinar cuándo, si bien la tecnología avanza velozmente. Este mes en el autódromo, hay ejemplos del autódromo y de la Serie NTT IndyCar que destacan las ideas para achicar su huella de carbono.

IndyCar presentará nuevos motores Honda y Chevrolet de 2.4 litros biturbo asistidos por híbridos en 2024 que generarán 900 caballos de fuerza, 100 del elemento híbrido. Los transportistas que llevan coches y equipos Indy de carrera en carrera marchan con biodiesel. Los automóviles eléctricos se han vuelto mucho más usuales en las rutas este mes, desde los scooters de 2 ruedas que varios conductores utilizan para desplazarse hasta un camión de carga con motor eléctrico.

“En tu cabeza, vas a pensar,

Un vehículo que va tan veloz no debería sonar de este modo. Pero va a ser.»

Firestone, el único distribuidor de neumáticos de la serie, entregó todos y cada uno de los neumáticos de carreras utilizados ​​en IMS este mes mediante camiones Freightliner eCascadia. Firestone asimismo ha creado un neumático alterno ecológico, fabricado con caucho natural del arbusto de guayule, que se empleará en los coches de carrera en la parada en boxes del viernes. La primera carrera con este neumático está sosprechada para agosto en Nashville.

Todavía queda un largo sendero por recorrer para la electrificación total de los coches de carreras, pero el dueño de coches de deportes y del equipo IndyCar, Mike Shank, cuyo coche Meyer Shank Racing conducido por Helio Castroneves ganó la Indy 500 el año pasado, se prepara para esto.

«La manera en que va nuestro planeta, semeja ir en esa dirección», ha dicho. “En el momento en que charlamos de electrificación, el híbrido es indudablemente una fruta madura. No se habla solo de híbridos, sino más bien de turismos eléctricos puros. Lo que nos encontramos intentando de realizar como equipo es estar dispuestos para eso».

Todos en los equipos de coches de deportes y también IndyCar de Shank están participando en un programa de capacitación de avance de desempeño de Honda para estudiar a trabajar seguramente en coches eléctricos.

«Antes podías llevar a tu sobrina y sobrino y colocarlos en el coche para una fotografía, pero (con los coches de carrera eléctricos) por el momento no puedes llevar a cabo eso», ha dicho Shank. “El automóvil ha de estar limpio, no rodar y seguro al tacto. Nos preocupamos primero por la seguridad y después por de qué forma optimizarla. La tecnología se mueve veloz y es un botón de ingreso tan esencial para todos y cada uno de los OEM que todos entendemos adónde va”.

‘El sonido es algo generacional’

¿Pero como? ¿Cuándo? ¿Y a qué valor para los puristas que comparan la agilidad con el estruendos y no admiten de forma fácil el relativo silencio de un coche eléctrico de IndyCar?

“El sonido es algo generacional”, ha dicho Mike Hull, directivo gerente de Chip Ganassi Racing, 14 ocasiones vencedor de la Serie IndyCar y 4 ocasiones ganador de la Indy 500. acostumbrarse a un sonido diferente al nuestro”.

Hull piensa a un individuo parada cerca de la curva 1 en Indy mientras que un coche de carreras eléctrico pasa tranquilamente a 230 mph.

“En tu cabeza, vas a meditar, ‘Un coche que va tan veloz no debería sonar de esta manera’”, ha dicho. «Pero va a ser.»

«Deseo estar cada día y deseo realizar lo que es esencial para el planeta».

«Veloz y ruidoso» fué el mantra del presidente de la Serie IndyCar, Jay Frye, especialmente en el avance de los recientes motores en 2024, con lo que parece obvio que la combustión interna va a estar presente por un tiempo. Hull duda que sea para toda la vida y afirma que los desarrolladores de vehículos e inclusive los gobiernos están definiendo un futuro que incluye las carreras.

“Los gobiernos de todo el mundo, sea como sea el país en el que esté, están diseñando tranvías el día de hoy, si verdaderamente lo piensa”, ha dicho Hull. “Me semeja lo opuesto, pero la verdad es que les están diciendo a los desarrolladores de vehículos, basado en las reglas y estatutos que se están aplicando en el mundo entero, qué tienen que llevar a cabo los automóviles más adelante. Entonces, sí, competiremos con una versión de eso, indudablemente”.

Shank afirma que su lado de la vieja escuela espera que se sostenga un nicho para las entidades a gasolina.

Quizás te Interese  Kimi Raikkonen conducirá la carrera de la NASCAR Cup Series en Watkins Glen

“Pero por otra parte, yo tampoco deseo establecerme atrás”, ha dicho. «Deseo estar cada día y deseo realizar lo que es esencial para el planeta».

Scott Dixon recorre Gasoline Alley en un scooter eléctrico. (AP)

No es un género de carrera EV

Hildebrand, que va a correr en su duodécimalos Indy 500 el domingo afirma que la naturaleza de la carrera no es favorece para los coches eléctricos en la manera de hoy de tecnología. El 500 es un acontecimiento de gran velocidad, a toda agilidad de principio a fin, desacelerando y frenando mientras que los corredores se detienen doce de ocasiones por comburente y neumáticos. No es bastante regenerar una batería, ha dicho.

«Para lograr promediar de 180 millas por hora a 500 millas, nos encontramos lejísimos de la tecnología que existe para lograr realizar eso», ha dicho Hildebrand, quien fue instructor adjunto en el software de activa de automóviles en Stanford y está implicado con programas STEM en el momento en que no está rivalizando. «Viendo el automovilismo de primer nivel, con un automóvil eléctrico que marcha con un motor de combustión interna, el Indy 500 se encuentra dentro de los mucho más bien difíciles de hallar».

«Es mi opinión que las 500 Millas de Indianápolis es el sitio… donde se dejaba examinar ese género de cosas anteriormente».

Aún de este modo, a Hildebrand le encantaría ver a alguien desarrollar un coche de carreras eléctrico y probar que puede correr en Indy tan veloz como un coche con motor de combustión interna, aun si no está ya listo para una carrera de 500 millas. En cierta forma, llevaría a Indy a una temporada donde era un campo de pruebas para la tecnología automotriz. En la era de hoy, IndyCar es una secuencia de carreras de informaciones bajo regulaciones muy estrictas para sostener la rivalidad balanceada y alcanzable. Las carreras jamás estuvieron tan cerca, pero la experimentación y la innovación entre equipos es increíblemente limitada.

«Es mi opinión que las 500 Millas de Indianápolis es el sitio, especialmente en el automovilismo estadounidense y verdaderamente en todo el mundo, si observas el arco histórico de donde surgen los deportes de motor, donde anteriormente se dejaba examinar esta clase de cosas», ha dicho Hildebrand. . “Si proseguimos exactamente la misma trayectoria en la manera en que las regulaciones están escritas en la actualidad en todo el deporte, escribimos reglas muy restrictivas y enormemente restrictivas para un tipo concreto de arquitectura de tren motriz, y solo nos encontramos aguardando que la electrificación pruebe que puede ocasionar fallas. Posiblemente jamás ocurran 230 mph y una agilidad promedio de 175 o 180 mph en el lapso de un acontecimiento. E inclusive si eso pasa, muchas otras cosas van a ser eléctricas en ese instante, con lo que no va a ser bien interesante».

‘¡Está bien, tráelo!’

Si Hildebrand estuviese a cargo, idearía un plan a fin de que el automóvil eléctrico tenga la posibilidad de por lo menos enseñar de qué manera es con la multitud de motores de combustión interna, así sea que esté o no listo para correr 500 millas.

“Empezaría el día de hoy a conseguir maneras de integrar prácticamente un estilo de premio X, ven y muéstrame lo que tienes, algún género de mecanismo donde el la electrificación sería instantaneamente bienvenida en la pista en el contexto de las carreras de IndyCar”, ha dicho. ha dicho. ha dicho. “Se puede imaginar que operar a un nivel de ritmo de calificación va a llegar bastante antes que logre operar a esa agilidad a lo largo de 500 millas. Si dejó abierta la oportunidad de decir que cualquier persona que califique con alguna de estas tecnologías entra en la carrera, eso es muy abierto. De manera rápida podría tener coches calificados pero no compañías contendientes de sobra de 500 millas”.

Hildebrand piensa que el automovilismo podría ser considerablemente más asombroso si adopta estas novedosas tecnologías en la próxima década.

«La meta de competir es enseñar distintas maneras de realizar las cosas».

“Por su crónica y pues se encuentra dentro de los sitios mucho más bien difíciles a fin de que algo que no sea un motor de combustión interna ande bien, Indy es el sitio idóneo para decir, ‘¡Está bien, vamos!’ No hay peligro en eso”, ha dicho. “Existe la oportunidad de que al realizar esto se transforme en el sitio al que todos van para poder ver que esto ocurra. Piensas lo desquiciado que fue que apareciese un automóvil de turbina en 1967, piensa qué totalmente desquiciada estaría la multitud si los coches eléctricos estuviesen legítimamente calificados al tiempo que los coches con motor de combustión interna, y ahí está este premio orate. Piense en lo impredecible que es esto con relación a lo que encaramos ahora mismo. La enormidad de esta situación no puede ser exagerada».

Y en el momento en que la duración/regeneración de la batería no es un inconveniente en una carrera como la Indy 500, te encantaría un ámbito en el que los coches eléctricos luchen contra los coches de combustión interna.

«Afirmemos que llegamos en el final de la carrera y todos están en exactamente la misma estrategia, realizando exactamente la misma economía de comburente», ha dicho. “Puede acabar con ocasiones en las que, por la manera en que marcha la electrificación y la menor consistencia de energía que están ofreciendo con precaución en comparación con un motor de combustión interna que está quemando (comburente), de súbito son los coches eléctricos los que se aprovechan. en la última parte, y tiene una fuga de automóvil eléctrico.

“Va a haber gente que odie eso. Pero ese es el punto. La meta de competir es enseñar distintas maneras de realizar las cosas y que ciertas cosas son mejores que otras bajo determinadas condiciones. De ahí que nos mostramos a competir».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.