Frenar una moto: ¿Cómo frenar correctamente?

Alguno de nosotros si tiene una Yamaha R1 o una Honda África Twin sabrá apresurar intensamente y si sabe pasar cambios y sostener la estabilidad puede sobrepasar extensamente los 100 km/h con sencillez, pero ¿va a poder frenar?

Frenar en motocicleta es el aspecto de conducción que mucho más atienden los motociclistas expertos, ya que muchas caídas y accidentes nacen por una mala acción de frenado en la motocicleta. Un mal frenado, realizar perder el control de la motocicleta la mayoria de las veces.

¿Cuál freno se utiliza mucho más en la motocicleta?

En todas y cada una de las motocicletas sin salvedad, el personaje principal es el freno delantero. De ahí se enseña que en muchas motocicletas hay freno de disco adelante y no atrás.

En verdad, en varias motocicletas mucho más sport tienen freno de disco atrás, pero la mayoria de las veces es mucho más fácil que el freno delantero. Es de pistón fácil o con disco de menor diámetro.

Esto sucede por el hecho de que una gran parte de la fuerza de frenado se lo transporta el tren, neumático y horquilla frontal.

¿Por qué razón se emplea mucho más el freno delantero en la motocicleta?

Si vas a unos 50 km/h o mucho más, es bueno frenar de la próxima forma: presionas levemente el freno trasero, con tu pie derecho, pero muy suave, pensando en reducir la agilidad y no en denegar la rueda.

En el momento en que lo hagas sentirás que la motocicleta se tiende a sentar en el pavimento, en la fracción de segundo que eso sucede, hay que apretar el freno delantero, en tu mano derecha, siempre y en todo momento gradual, pulsando mucho más fuerte con la motocicleta prácticamente detenida.

Apretar el freno trasero, reduciendo la agilidad, te hace bajar el centro de gravedad de la motocicleta. Entonces el freno delantero asiste para parar el movimiento, que por inercia va hacia el frente, compensando el centro de gravedad. Así tu frenada es permanente y sin pérdida de control.

Frenos de motocicleta: consejos y sugerencias

Si solo empleas el freno trasero, bloquearás la rueda, descontrolando la frenada. Solo alguien capo es con la capacidad de derrapar con estilo, el resto va a ver el suelo mucho más de cerca.

En el momento de frenar trata de relajar los brazos y estabilizarte pulsando la motocicleta con las piernas. De esta manera sostienes tu centro de gravedad, no te llevas el peso de la frenada en los hombros, y no corres peligro de ofrecerte con el manillar.

Quizás te Interese  1981 Teledyne Continental Cheetah es el Humvee que podría haber sido

Lo afirmamos mucho más arriba, pero lo remarcamos. La frenada, siempre y en todo momento con el freno delantero de personaje principal, es siempre y en todo momento gradual. Si se hace fuerte y también intensamente o se descontrola la motocicleta o se va a levantar la rueda posterior hasta caerte hacia enfrente.

Procura ir con la motocicleta siempre y en todo momento recta en dirección del movimiento. Si frenas atravesado, respecto de la dirección del movimiento, va a ser mucho más simple que pierdas el control.

En el momento en que sientas la maniobra de frenado dominada y vas derecho a parar el movimiento, entonces puedes apretar el embrague a fin de que no se te apague la motocicleta.

Ejerce donde poseas espacio. Busca una referencia como un árbol o un coche estacionado y mira cuántos metros retardas en detenerte frenando de la forma correcta.

Entrenar y entrenar las frenadas es realmente útil más que nada para todos los que se empiezan en las motocicletas, va a ayudar a eludir múltiples caídas y ciertos sustos.

¿2 dedos o 4? Ciertos comentan que es preferible ir con 2 dedos en el freno delantero y otros no. La realidad sí y no. Quizás puede ser aconsejable si andas en un taco donde debes seguir retardado y frenar brusco por si acaso alguien atraviesa, saca el brazo por la ventana o abre la puerta de un coche.

En esos casos, podría ser bueno ir con 2 dedos en el freno preparados para accionar, ya que de esta manera el tiempo de reacción es considerablemente más veloz y tu acelerada es algo mucho más ineficiente, puesto que no sujetas el acelerador con toda la mano.

En carretera mientras, con considerablemente más panorámica y oportunidad de apresurar, tienes que ir con las dos manos en el manillar como se debe.

Si hay agua, aceite o tierra en la pista, ten precaución. Es preferible bajar de marcha y en el caso de requerir frenar, puede ser mejor emplear el freno trasero, en tanto que es mucho más simple supervisar un derrape que si apretas el freno delantero y se te va hacia enfrente.

Tienes que estimar que con fluidos o tierra en el pavimento, el freno frecuenta denegar mucho más simple que en cemento. De ahí que que la caída es mucho más simple. El freno delantero únicamente, podría alzar la motocicleta si lo presionas como si estuviera todo seco.

El freno trasero te puede llevar a cabo derrapar, pero si lograste bajar de cambio, para frenar con el motor, podrías supervisar la maniobra. Como tu pie derecho está en el freno trasero, naturalmente derraparás hacia tu izquierda.

Asimismo te podría atraer:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *