Por qué Apple no debería construir un iCar

De la misma Bigfoot y el Monstruo del Lago Ness, los comentarios de un automóvil Apple jamás semejan apagarse. Pero en contraste a Sasquatch y Nessie, hubo cuando menos múltiples avistamientos comprobados de Apple probando su tecnología de conducción autónoma, si bien en automóviles de producción.

La iniciativa de un automóvil Apple estuvo circulando desde la desaparición de Steve Jobs hace mucho más de una década, y los ejecutivos y integrantes de la junta de la compañía mostraron la vaga visión del venerado cofundador de la compañía para entrar al negocio automotriz. Pero es su sustituto y de hoy director ejecutivo de Apple, Tim Cook, quien tomó las bridas de la histórica compañía y ha dirigido el avance de un vehículo.

Cook dio luz verde al Emprendimiento Titán en 2014 para crear un vehículo eléctrico y también incorporó a veteranos de la industria automotriz como el ex- ejecutivo de Ford Doug Field, el ingeniero de Ford Steve Zadesky y el jefe de investigación y avance de Mercedes-Benz. , a quien he dejado desde ese momento.

Cook aun viajó a Alemania en 2015 para reunirse con ejecutivos de BMW, y los ejecutivos de Apple viajaron a Leipzig para investigar la producción del i3 EV del desarrollador de vehículos.

El rumor de iCar ganó impulso nuevo la semana anterior en el momento en que se descubrió que Apple había contratado al veterano de 31 años de Ford Desi Ujkashevic, el último en una puerta giratoria de ejecutivos automotrices para sumarse a la compañía.

No voy a entrar en datos sobre los giros y vueltas del Emprendimiento Titán, en tanto que fué documentado meticulosamente por sitios tecnológicos como AppleInsider. Baste decir que, pese a contratar (y perder) a los más destacados talentos automotrices, Apple todavía no está creando un automóvil. Y pienso que sería un error grave que Apple fabrique un automóvil o aun que alguien mucho más lo fabrique para ellos.

Hay desventajas obvias de meterse en un negocio de prominente valor y bajo margen que implica cadenas de suministro complicadas, la necesidad de asegurar modelos heredados con piezas y servicios de hace décadas, y la regulación mucho más onerosa en prácticamente cualquier industria. Compare eso con el negocio generador de capital de hoy de Apple que lleva a cabo y vende bienes y prestaciones que tienen una cadena de suministro enormemente dominada y contenida, una vida útil del producto de unos pocos años con obsolescencia planeada rápida y una carga regulatoria parcialmente rápida.

Con una capitalización de mercado de prácticamente 2,5 billones de dólares estadounidenses y un inventario en efectivo de sobra de 200.000 millones de dólares americanos, Apple tiene los elementos para montar un ataque contra las compañías automotrices e inclusive confrontar a Tesla. El instante es el conveniente dado el cambio tectónico que tiene rincón en la industria automotriz, con la transición a la electrificación reescribiendo las reglas de participación y la creciente relevancia del programa jugando con la fortaleza de Apple.

Quizás te Interese  El Ford Bronco Raptor 2022 produce 418 hp y 15 mpg combinados

Pero bastante dinero y entendimientos tecnológicos no se traducen en éxito en la industria automotriz. Pregúntele a Google plus, que procuró, y fracasó, crear su automóvil hace múltiples años.

En la imagen de arriba, el automóvil autónomo sin volante y sin pedales en especial desarrollado de Google plus se presentó en 2014, y en exactamente el mismo año, Google plus reunió una lista de distribuidores automotrices terminados, incluidos Bosch, Continental, Nvidia y Roush para crear 100 automóviles al unísono. Instalación del área de Detroit.

Más allá de que Google plus llamó a Firefly una «interfaz de prueba» para su tecnología de conducción autónoma, la prueba recomienda que la compañía planeó generar el vehículo en masa. Charlé con Samir Salman, directivo ejecutivo de la unidad de norteamérica de Continental en ese instante, y me mencionó que el megaproveedor trabajaba con Google plus para «ofrecer nuestros servicios y experiencia en el aspecto técnico de elementos y sistemas», ha dicho. «Garantizamos sistemas de frenos, neumáticos, controlador de carrocería y electrónica interior».

Pero Waymo, la subsidiaria de tecnología de automóviles autónomos que Google plus creó a objetivos de 2016, suspendió Firefly y después adquirió millones de minivans Chrysler Pacifica PHEV y Jaguar I-Pace EV. Desde ese momento, ha que viene dentro su tecnología de conducción autónoma en los automóviles y se convirtió en entre las primeras compañías en operar un servicio de viaje compartido completamente autónomo.

En 2018, los proyectos de Apple para crear un iCar se redujeron a un convenio con Volkswagen para transformar las camionetas T6 Transporter del desarrollador de vehículos en automóviles de transporte autónomos para los usados en el nuevo campus de Silicon Valley de la compañía. Pero aun ese plan fracasó, en tanto que VW invirtió $ 2.6 mil millones en el Argo AI avalado por Ford con su novedosa identificación. La minivan eléctrica Buzz se transformó después en un vehículo para la tecnología de conducción autónoma de Argo.

Sabiendo todos y cada uno de los avatares del Emprendimiento Titán de Apple, me llama la atención que la compañía no vea la fabricación de vehículos como un pozo de arena movediza y prefiera centrarse en proveer servicios de programa muy precisos para la industria automotriz al estilo Car Play. de Apple

Pero Google plus le ganó a Apple con su S.O. Android Automotive, que va ganando lote. Además de esto, por mucho más molestos que logren ser los Tesla-Stans, ¿piensa de qué manera sería tratar con los entusiastas y las chicas de Apple Car?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *